jueves, 5 de noviembre de 2009

con perspectiva



La hoja que ahora piso,
asegura que nuca quiso dejar su árbol.


El pájaro que yace en su jaula
promete que es un amante de la libertad.


Yo que siempre vivo deprisa,
juro y perjuro que deseé que el tiempo se parara en aquel instante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario